jueves, 23 de septiembre de 2010

¡Nunca más ya basta!



• Más de 24 mil muertos desde 2006 hasta ahora



• ¿Cuántos más necesitan morir? ¿Cuántos más deben de ser víctimas del crimen organizado? ¿Hasta cuando más?, ni una más



¡Nunca más un periodista más, ni un ciudadano más, ni un niño, joven, mujer u hombre sea su condición económica, y social la que sea debe de vivir bajo miedo, incertidumbre por el día al día que se vive en México, ante la ola de violencia desatada por la crisis de inseguridad que desde hacer algún tiempo se vive y se percibe a lo largo y ancho de la nación!



La prensa nuestra de cada día en México en cualquier latitud


La guerra contra la delincuencia organizada que comenzó a partir de los primeros minutos del 1 de diciembre de 2006, al asumir el cargo de Presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, ha dejado un saldo de más de 24 mil muertes desde 2006 hasta el día de hoy, entre civiles y las Fuerzas Armadas sean Ejercito y Marina así como corporaciones federales, estatales y municipales. ¿Dónde quedo esa tranquilidad que tenían los mexicanos al salir a las calles en cualquier ciudad? Hoy esa tranquilidad se vuelve un anhelo y un deseo de que ojala pronto vuelvan a ser las cosas como antes, pero aun está lejos ese día tal parece ser.



Todos los días en cualquier ciudad del país, los habitantes de estas ya sea Monterey, Reynosa, Ciudad Juárez, Toluca, Morelia, Culiacán e incluso el Distrito Federal, son víctimas de la violencia que se vive levantones, secuestros y ajustes de cuentas así como robo, el clima de inseguridad es palpable y no es con foros o mesas como se resolverá el problema de la inseguridad, como pretender el gobierno federal, ni mucho menos dando declaraciones equivocas mencionando que es una minúscula minoría la que pretender dejar sin esperanza a toda una nación, ni declarando que desean que cambiemos de estrategia que les dejemos las manos libres a la delincuencia que no hagamos nada.



El gran error del gobierno federal encabezado por Felipe Calderón Hinojosa fue sacar de los cuarteles al Ejército a las calles para enfrentar al narcotráfico como si fuera una cruzada o una caballería, mátense y haber cuantas bajas hay, al fin que importar dejar viudas y huérfanas a las familias, que importar que mueran los niños ah pero que no sean los niños de Los Pinos porque esos traen escoltas y a esos ni con el pétalo de una rosa se les tocar que sentirían Felipe Calderón y Margarita Zavala si perdieran a un hijo como lo han perdido millones de mexicanos a manos de la violencia que se vive en el país. Nunca más un ciudadano sea su condición social, económica o étnica o credo religioso deberá vivir con miedo e incertidumbre por el clima de violencia desatado en México, de igual forma nunca más un periodista se dedique a lo que se dedique ni un concesionario de medio electrónico o directivo o propietario de algún medio de comunicación debe de vivir con miedo, los periodistas somos testigos y cronistas de la historia misma y debemos de informar tal cual los hechos sin subjetividad, imponiendo objetividad a costa de lo que sea, por encima de lo que suceda.



Hechos violentos como los ocurridos a instalaciones de televisoras, radiodifusoras o a diversos diarios del norte del país, son una muestra de que el Estado mexicano está siendo rebasado por la delincuencia organizada, así como el secuestro de camarógrafos y asesinato de reporteros de diversos medios de comunicación es una muestra palpable de que el gobierno tanto federal como estatal están siendo vencidos en una lucha que no se ver cuando termine.



¿Cuántos más necesitan morir? ¿Cuántos más deben de ser víctimas del crimen organizado? ¿Hasta cuando más?, ni una más como manifestamos líneas arriba.

Diego Fernández de Cevallos, el jefe Diego un referente
de la política mexicana y aun no hay pistas de su desaparición



Apa ¿y Diego Fernández de Cevallos? Ya son más de 100 días desde su desaparición y aun nada se saber tan sólo un total hermetismo por parte de las autoridades federales y locales y de los familiares y amigos del Jefe Diego, tan solo la especulación hacer su entrada muerto ya o aun con vida resistiendo. En la Línea… Al tiempo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todos tus comentarios serán publicados, sólo te pido que pongas tu nombre y te portes con los demás tal y como te gustaría que se portaran contigo. Por favor no alimentes a las bestias. ¡Gracias por participar!